martes, 1 de octubre de 2013

Mesa de comedor craquelada

   Hace diez años dejamos la casa de campo para irnos a la ciudad, volvíamos en los veranos y algún  fin de semana . Ahora que nuestros  hijos crecieron decidimos regresar. Tengo proyectado redecorar poco a poco todos los ambientes ( no  quiero ni pensar lo que va a ser poner el jardín un poquito presentable ) . Entre los trabajos que tengo empezados está el juego de comedor .
 Pensaba mostrarles el living-comedor terminado pero me di cuenta de que podía contarles (ya no que mostrarles ) el "antes" :Esta mesa y las sillas  las compré cuando hicimos la casa hace 19 años. En su momento hice lustrar algunos muebles pero cuando llegué a estos  tuve que achicar la parada y buscar algo económico  para tapar  el tinte tan oscuro de la mesa . Las sillas estaban tapizadas con cuerina !!!, cosa que solucioné con fundas .
 En aquellos años la novedad era  la técnica del craquelado , se usaba en marcos, lamparas, generalmente en madera y con cola vinilica. Recuerdo que en las revistas decía: ideal para pequeñas superficies . Entonces por que no ? y  el juego de comedor quedo craquelado !
Como la mesa estaba barnizada  directamente le puse la cola vinílica  (recuerdo que mucha pero mucha )  después pinté con látex blanco, algunos detalles con acrilico dorado ,desgasté en algunos lugares , betún de judea y  protegí con barniz sintético . Lo mismo hice con las sillas .
 Esta semana me dedique a sacar el craquelado de la tapa y me encontré con una madera espectacular . La tabla  que ven es porque estoy tratando de hacer una extensión , ya que nunca la tuvo .  
Bueno, les muestro las fotos  del craquelado que queda antes que decida como sigue esta historia 










En síntesis, el craquelado  con cola vinilica me sacó de apuro hace 20 años y sigue en pie. Y no imaginan el trabajo que da hacerlo desaparecer !
                                        
                                       Hasta pronto!! que estén bien !!!
Aprecio sus comentarios y cualquier pregunta,por aquí andaré !