domingo, 23 de junio de 2013

Aparador de campo

Este aparador se lo pedí  al zapatero de mi pueblo que lo tenia abandonado en un rincón  de su taller. Había perdido las puertas y parte de la moldura. Permaneció en el galpón de mi casa  por mas de 10 años lleno de herramientas. Ahora le encontré su lugar así que llegó la hora de ponerlo bonito
Comencé con un intensivo tratamiento para el bicherio que albergaba, saqué la madera del fondo, procedí a remover la pintura, tape algún desperfecto y armé el zócalo que faltaba


Restaurar la moldura fue un desafió, nunca lo había hecho y no tenia elementos, pero una vez que me decido no puedo parar...así que : aceite de cocina , velas y a probar...


Luego de varios intentos logré copiar el molde y se me ocurrió rellenarlo con lo que tenia a mano: masilla para madera.



No la había usado antes por lo tanto desconocía el resultado, la curiosidad fue más fuerte y no pude esperar demasiado tiempo para el próximo paso, así que todavía húmeda la desmoldé


quedo perfecta!  igual al modelo!
Claro, igual!... en el apuro por ver el proceso terminado no reparé en ese "pequeño" detalle: tenia que hacer negativo,positivo y la mar en coche! pero "no hay  mal que por bien no venga" y como todavía estaba húmeda ,corté, amasé y terminado el tema.
La novedad para mí fue como se endureció la masilla, no la había usado antes y realmente me sorprendió. Así quedó que les parece?



Por ultimo pinté el mueble de color verde , desgasté la tapa y patiné con betún de judea . Una cosa: los cajones son de mentirita y estoy oxidando unos tiradores como terminación.



Cuando ya esté coqueto en su lugar se los mostraré.